Cuando alguien te ama

Cuando alguien te ama, también es paciente contigo.

 

Cuando alguien te ama, toma las circunstancias de tu vida y las usa de una forma constructiva para tu crecimiento.

 

Cuando alguien te ama, no derrama su ira contigo por todos los “errores” que cometes, aunque sean muchos.

 

Cuando alguien te ama, sigue confiando en ti cuando ni siquiera tú confías en ti mismo.

 

Cuando alguien te ama, nunca te dice que eres un caso perdido; más bien trabaja pacientemente contigo y te corrige de tal manera que es posible que te cueste entender la profundidad del cuidado que tiene por ti.

 

Cuando alguien te ama, nunca te abandona aunque muchos de tus amigos lo hagan.

 

Cuando alguien te ama, se queda a tu lado cuando llegas al fondo de la desesperación y se pone en evidencia lo que realmente eres. Pero no te juzga, sino que te sigue viendo como una persona hermosa, digna y llena de valor y significado.

Cuando alguien te ama de esa manera, te está demostrando el mayor de todos los dones, el perfecto e incondicional amor de Dios.

 

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito, para que todo aquél que cree en él, no se pierda, sino que tenga vida eterna. (San Juan 3:16).

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *