Dia de manana

El día de mañana

El mundo gira al rededor de planes y proyectos para el futuro, lo cual es ideal para quien pretende ser un conquistador y realizar sus sueños.

 

Sin embargo planificar metas no se debe confundir con vivir afanados por el porvenir, cuando nadie sabe lo que puede ocurrir mañana. Además, en el afán de la vida se cambia lo malo por lo peor.

 

Santiago 4:14 dice: “Pues ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece”.

 

Entrega lo mejor de ti en todo lo que haces.

Depende de Dios para lograr tu objetivo.

Vive cada momento como si fuera el único.

Entrega el día de mañana en las manos de Dios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario