oro

El tesoro escondido

Imagina que descubres el lugar donde se encuentra un tesoro escondido. ¿Qué estarías dispuesto a hacer para obtenerlo? En la Biblia tenemos el ejemplo de un hombre que halló un tesoro escondido en un campo, y renunció a todo lo que tenía para poder reclamarlo (Mateo 13:44).

 

Ese tesoro escondido representa el reino de los cielos.

 

Quizás si te ofrecieran un tesoro material harías todo para conseguirlo, pero ¿qué has hecho para alcanzar el reino de los cielos?

 

Dios quiere darnos todo, pero para que Él nos de las bendiciones y la vida eterna, es necesario que nosotros nos entreguemos a Él completamente, no a medias.

 

Yo también pasé por este proceso. Yo tenía tradiciones, malas amistades y, aunque venía a la iglesia y escuchaba lo que se enseñaba, durante un año tuve dudas. Tenía 17 años.

 

Sin embargo, la Palabra de Dios fue moldeándome hasta el punto en que decidí renunciar a todo lo que me apartaba del Señor. Por ejemplo, mis amigos estaban involucrados en vicios y cosas dañinas, así que tuve que tomar una decisión.

 

Valió la pena, a partir del momento en que tomé la determinación de entregarme totalmente al Señor, fui liberado y el mal nunca volvió a tocarme. He pasado luchas, tribulaciones y problemas, pero gracias al Espíritu Santo he vencido todo.

 

Con usted puede ser igual. Yo encontré el tesoro escondido y di todo por recibirlo, y si usted se entrega completamente, verá que toda la renuncia vale la pena.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario