Fiel

Fiel en las dificultades

Si la persona no está fortalecida en Dios, cuando ella pase por las dificultades es muy probable que ella desista de su fe en Dios. Aún siguiendo a Dios, nadie está excepto a pasar por luchas y aflicciones. Esto hasta se convierte en algo necesario para que nuestra fe madure. Daniel era un hombre temeroso de Dios.

 

A causa de esto, Dios siempre lo honraba, lo prosperaba y lo bendecía. Después de que el rey Belsazar murió, el rey Darío su hijo, asumió el reinado. Al rey le pareció bien constituir sobre el reino a 120 sátrapas y gobernadores, para que cuidarán del reino y Daniel fue escogido para ser uno de ellos.

 

Daniel era diferente a los demás, él tenía un espíritu superior. Esto es, Daniel era un hombre de fe, su espíritu era positivo y fuerte; él no se dejaba influenciar por las circunstancias, por los problemas o por las luchas. Porque su fe estaba fortalecida en Dios.

 

El rey se había dado cuenta de esto y pensó ponerlo sobre todo el reino. Pero los compañeros de Daniel, comenzaron a envidiarlo y maliciosamente intentaron destruirlo.

 

Entonces los gobernadores y sátrapas buscaban ocasión para acusar a Daniel en lo relacionado al reino; mas no podían hallar ocasión alguna o falta, porque él era fiel, y ningún vicio ni falta fue hallado en él. (Daniel 6:4).  Aquellos que querían destruir a Daniel, buscaron una forma de dañarlo.

 

Y propusieron un edicto, el cual era una ley en el que ningún hombre hiciera petición a algún hombre o a algún Dios si no fuera al rey. La propuesta fue presentada al rey y él aceptó. Daniel como era un hombre fiel a Dios y de oración, no se sujetó al edicto y aquellos hombres con malicia, corrieron hacia el rey para comunicarle lo que Daniel estaba haciendo.

 

El rey intentó ayudar a Daniel, pero no pudo hacer nada. Entonces el rey mandó, y trajeron a Daniel, y le echaron en el foso de los leones. Y el rey dijo a Daniel: El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre. (Daniel 6:16).

 

La fe de Daniel en aquel momento estaba siendo probada. Cuando la fe es probada, solo permanecen firmes los que son fieles a Dios y aquellos que verdaderamente son nacidos de Él. El Reino de los cielos se conquista con esfuerzo, sacrificio y lucha.

 

Un ejemplo de esto fue el propio Señor Jesús, el cual tuvo que sacrificar su propia vida en favor de nuestra salvación. Pero antes de Él ser glorificado, su fe  tuvo que ser probada, siendo tentado por el diablo en el desierto. Si usted está apoyado en la Palabra de Dios, Él va a suplir todas sus necesidades.

 

No nos podemos desesperar delante de los momentos difíciles, usted tiene que ser fiel y perseverar. Dios le va a dar la victoria. Después de que Jesús pasó por la tentación, resistió al diablo y permaneció firme, vinieron los ángeles y le sirvieron.

 

Daniel fue echado en el foso de los leones y el rey se angustió, porque él había visto el testimonio de Daniel, lo había observado y respetaba tanto al Dios de Daniel como a él. El rey, pues, se levantó muy de mañana, y fue apresuradamente al foso de los leones. Y acercándose al foso llamó a voces a Daniel con voz triste, y le dijo: Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?…

 

Entonces se alegró el rey en gran manera a causa de él, y mandó sacar a Daniel del foso; y fue Daniel sacado del foso, y ninguna lesión se halló en él, porque había confiado en su Dios. (Daniel 6:19-23).  El rey sacó a Daniel del foso y mandó a que trajesen a aquellos acusadores de Daniel y todos los que lo acusaron fueron echados en el foso de los leones, juntos con sus familias.

 

Dijo el rey: Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos… él ha librado a Daniel del poder de los leones. Y este Daniel prosperó durante el reinado de Darío y durante el reinado de Ciro el persa. (Daniel 6:25-28).

 

A causa de que Daniel, perseveró y confió en Dios, él fue honrado y Dios fue glorificado. Tal vez, en estos momentos usted también se encuentre como en un foso de leones, así como estuvo Daniel. Si usted se encuentra  pasando por una situación difícil, confíe en Dios. Manténgase fiel a Dios y tenga seguridad de que Él le dará la victoria. Dios los bendiga.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario