Diferencia

¡He aquí la diferencia!

La diferencia es una cualidad por la cual una persona o una cosa se diferencia de la otra. En la vida con Dios también existe esa diferencia entre personas que son bendecida y personas que no lo son, pero depende de cada uno elegir cuál es la diferencia que quiere tener en su vida.

 

Pero vosotros los que dejáis al Señor, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino; yo también os destinaré a la espada, y todos vosotros os arrodillaréis al degolladero, por cuanto llamé, y no respondisteis; hablé y no oísteis, sino que hicisteis lo malo delante de mis ojos, y escogisteis lo que me desagrada.

 

Por tanto, así dijo Dios el Señor: He aquí que mis siervos comerán, y vosotros tendréis hambre; he aquí que mis siervos beberán, y vosotros tendréis sed; he aquí que mis siervos se alegrarán, y vosotros seréis avergonzados; he aquí que mis siervos cantarán por júbilo del corazón, y vosotros clamaréis por el dolor del corazón, y por el quebrantamiento de espíritu aullaréis. (Isaías 65: 11-14).

 

Afortunadamente Dios nos ha dado a todos y cada uno de nosotros el libre albedrio para elegir como queremos vivir. De acuerdo a nuestra elección en la forma que decidimos vivir, será el resultado de vida que tendremos.

 

Dios le bendiga.

Obispo Paulo Roberto

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario