D0018627

El nacido de Dios vence

En la vida siempre van a existir situaciones difíciles, se presentarán obstáculos, problemas, barreras, trabas, etc. Es en esos momentos donde muchas personas terminan desanimándose, pierden la fe, comienzan a creer que Dios no las escucha más, que Él las ha abandonado.

 

Mientras que unas personas culpan a Dios por su sufrimiento, existen otras, que por igual se encuentran pasando por dificultades, pero ellas en lugar de culpar al Señor, miran las dificultades como una oportunidad para manifestar su fe y así conquistar.

 

Si usted quiere mantenerse en la fe, entonces es necesario que use su fe inteligente o racional, la cual no le dejará ser influenciado por las circunstancias que está viviendo, sino  que le ayudara a mantener su mirada y su pensamiento solo en Dios, le mostrará que para vencer cada adversidad de la vida, debe apoyarse en Su Palabra que dice: “porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe”. (1 Juan 5:4).

 

Quien tiene su vida, en las manos de Dios, es con seguridad que aún enfrentando problemas, los vencerá, porque Dios es fiel para aquel que se mantiene en la fe, Él nunca desampara a sus hijos, aunque en medio a las dificultades parezca todo lo contrario. Es por eso la importancia de vivir apoyados en Dios, pues en los momentos difíciles Él es el único que nos fortalece y nos muestra el camino a la victoria.

 

Es en los momentos de adversidad donde tenemos que usar la fe, ponerla en acción, demostrarle a Dios que nuestra confianza está en Él. Si usted quiere mantenerse firme en los momentos difíciles de su vida y no desanimarse, entonces tome como prioridad el buscar nacer de nuevo y recibir el Espíritu Santo. No viva más por las emociones o los sentimientos negativos, use la fe con inteligencia, que es una fe racional, porque este es el único camino que le llevará a una vida victoriosa.

 

No podemos mirar para las perdidas o los fracasos que hemos tenido, por el contrario hay que seguir en la fe, confiar en Dios, en que Él transformará aquella situación que estamos pasando. Si usted se mantiene en la fe, tenga la seguridad de que todo lo que un día perdió, recuperará mucho más, sus fracasos se convertirán en conquistas, porque con Dios nunca perdemos, ya que Él siempre nos guiará hacia un camino de victoria.
Dios los bendiga.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario