Palabra1

El Poder de la Palabra

Dios nos habla a través de Su Palabra, la obediencia a esta Palabra trae a la existencia las cosas que no existen. El universo y todo lo que en el hay fue creado a través del poder de la Palabra de Dios, la cual produce vida. (Génesis 1:1-7).

 

La Palabra de Dios no cambia, todo puede pasar, pero la Palabra de Dios permanece. En ella hay poder para curar, restaurar familias, liberarnos, prosperar, etc. La Palabra de Dios tiene poder para salvar aquellos que creen.

 

Un día Abraham estaba en sus tierras en la casa de sus padres Dios le dijo que dejara su parentela y se fuera a un lugar que le mostraría. Pero para poder ser bendecido Abraham tenía que actuar la fe, que creyera y obedeciera.

 

Las promesas de Dios están condicionadas a nuestra obediencia y a la practica de Su Palabra. Abraham tenia que tomar una decisión, él tenía que renunciar a su tierra, parentela, a sus posesiones y creer que Dios le daría algo mayor. (Génesis 12:1-9).

 

Cuando Dios quiere hacer algo en nuestra vida, siempre vendrá la voz negativa, que son los pensamientos que el diablo sopla para que la duda entre. Pero está en cada uno de nosotros hacer caso a la voz de Dios o a la del diablo. Además, para tomar decisiones no podemos hacerlo basados en la fe de otros. Cada uno tenemos una fe y es apoyados en nuestra propia creencia, debemos tomar la decisión de obedecer la voz de Dios.

 

Cuando Dios le dijo a Abraham que dejara todo, él no le preguntó a sus parientes, a su esposa, a sus familiares, etc. Abraham creyó en la voz de Dios y tomó una decisión movido por su propia fe, por su convicción, nadie influenció en su fe. No es por a caso que sea considerado por Dios como el padre de la fe.

 

Si usted cree en la Palabra de Dios se entrega totalmente, y la pone en practica, Dios le bendecirá. Todo lo que usted realice movido por su propia fe, producirá vida y traerá a la existencia todo lo que hasta ahora no ha sido realizado, cosas mayores de lo que en un día usted se pudo imaginar.­­

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario