Poder-de-lo-alto

El poder que viene de lo alto

La persona solo puede ser llena de la Presencia de Dios, cuando ella se vacía de si misma, de su orgullo, de su vanidad y de su soberbia. Cuando ella reconoce que depende de Dios y que necesita de Él.

 

Son muchas las personas que aún teniéndolo todo (familia, dinero, salud, etc.), Siguen sintiéndose vacías, y no comprenden el por qué. La verdad es que, el ser humano necesita de la presencia de Dios, puesto que es un ser espiritual, y  fue creado por Dios para que fuera templo del Espíritu Santo.

 

El Espíritu Santo debe ser lo primordial en nuestra vida, ya que Él es quien nos da vida. Quien tiene el Espíritu Santo tiene la fuerza espiritual para vencer todas las adversidades. Como ejemplo podemos citar al propio Señor Jesús que necesitó del Espíritu Santo para dar comienzo a Su ministerio.

 

Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. (Mateo 3:16).

 

Después de esto el Señor Jesús comenzó su ministerio, y paso por muchas adversidades, lo primero fue la tentación en el desierto, Él fue tentado por Satanás, pero Jesús lo venció, porque estaba lleno de la presencia del Espíritu Santo.

 

Después del calvario y la muerte del Señor Jesús, El Espíritu Santo lo resucitó, y este mismo Espíritu le dará vida a usted también, si usted se humilla delante de Dios, se rinde, hace del Señor Jesús su único Señor y Salvador y Lo busca con todas sus fuerzas, el Espíritu Santo descenderá sobre usted y llenara su vida de paz y de fuerzas para vencer todas las adversidades de la vida.

 

El Espíritu Santo es el poder que viene de lo alto. El Señor Jesús dijo: Pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. (Hechos 1:8). Dios los bendiga.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario