grandeza

Quien cree y sacrifica ve la grandeza de Dios

Muchas personas acuden a las iglesias y quieren lograr la grandeza de Dios en su vida, sin embargo no están dispuestas a  hacer ningún esfuerzo para lograrlo, prefieren entrar por la puerta ancha, la puerta de la facilidad y de la perdición.

 

Su fe es natural, y no, sobrenatural la cual es necesario tener y colocar en práctica para conquistar la grandeza de Dios. Para ese tipo de personas con una fe natural, escuchar hablar de sacrificio, de renunciar a las cosas del mundo para agradar a Dios es una locura.

 

La Biblia dice: Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a perdición y muchos son los que entran por ella. (Mateo 7:13).

 

El Señor Jesús, es el propio ejemplo de lo que significa renuncia, sacrificio.  Dios entregó a Su único Hijo, para que nosotros pudiéramos ser salvos. El Señor Jesús derramó su sangre para poder conquistar nuestra salvación.

 

A través de Su sacrificio Jesús nos ha dado la oportunidad a todos para que podamos conquistar la vida eterna, sin embargo dependerá de cada uno, entregarse de cuerpo alma y espíritu a Él, haciendo Su voluntad y renunciar al pecado en favor de su salvación. De igual forma para lograr las conquistas materiales es necesario el esfuerzo, el sacrificio en favor de un objetivo.

 

En una ocasión el Señor Jesús dijo: Yo soy la puerta: el que por mí entre será salvo; entrará y saldrá y hallará pastos. (San Juan 10:9). Siendo que el Señor Jesús es sacrificio de Dios, quiere decir que, cada uno de nosotros para ser salvos o conquistar cualquier beneficio material, tenemos que pasar por la puerta del sacrificio, la puerta estrecha, este es el camino, no hay otro. Dios le bendiga.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario