Transformación

Transformación

Una transformación de vida solo sucede cuando la persona se vuelve para Dios, cuando ella abre su corazón y se lanza en los brazos de Él, es con seguridad que a partir de ese momento Dios le comienza a guiar y a cuidar. Cuando ella se arrepiente de los pecados que ha cometido, Dios le perdona, Él borra el pasado, los errores y le purifica.

 

Muchos son aquellos que acuden a una iglesia, pero su vida no cambia por el motivo que esas personas no toman la decisión de entregarse a Dios y esto trae como consecuencia la infelicidad en su vida. Dios quiere la felicidad para nuestra vida, pero Él solo puede transformarnos y darnos esa nueva vida, cuando asumimos una alianza, un pacto con Él.

 

A partir de ese momento es el Espíritu Santo quien guía nuestros pasos, los ilumina y nos enseña el camino a seguir. Esto trae como consecuencia el gozo, la paz, la alegría y los miedos desaparecen.

 

Cuando el Espíritu entra en la vida de alguien, Él da el poder para vencer el mal y nunca más los espíritus malignos pueden prevalecer sobre la vida de aquel que se vuelve para Dios.

 

Si usted quiere que el Espíritu Santo entre en su vida, el primer paso es  asumir un compromiso con Dios, comenzar a obedecer y ser fiel a Su Palabra. Él debe ser la prioridad en su vida, lo más importante no son las conquistas materiales, la prioridad es nacer de Dios, ya que esto es lo que le llevará a ser un verdadero vencedor. La Biblia dice: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo”. (1 Juan 5:4).

Dios les bendiga.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario