decision

Usted Decide…

La Biblia nos habla de un joven rico que se acercó a Jesús para preguntarle cómo podría heredar la vida eterna. Pero Jesús para probar su corazón, para probar su fe, le pidió que vendiera todo lo que poseía y que lo diera a los pobres. Pero el joven rico no quiso, le dio la espalda al Señor Jesús y se fue. (Mateo 19:16-23).

 

Aquel joven rico se creí perfecto, pues vivía correctamente y guardaba los mandamientos, pero él no quiso renunciar, no tuvo fe para sacrificar y por lo tanto no conquistó. No era que el Señor Jesús quería dejarlo pobre, todo lo contrario. Lo que Él quería era probar su fe, y darle mucho más de lo que el tenía, materialmente y sobre todo la vida eterna.

 

Otro caso contrario fue Zaqueo, él era un cobrador de impuestos que se había enriquecido defraudando a mucha gente, él era un ladrón, pero Zaqueo creyó en las Palabras del Señor Jesús. E incluso cuando Jesús estuvo en su casa, de pronto Zaqueo se puso de pie y se comprometió a dar la mitad de sus bienes a los pobres. (Lucas 19:1-10).

 

Zaqueo renunció a todo, porque creyó. Por lo tanto Jesús le dijo que la salvación había llegado para él y para su casa. Por lo que también Jesús lo llamó hijo de Abraham. Zaqueo hizo como Abraham, sacrificó y dio todo, actuó en la fe de Abraham y conquistó.

 

Podemos ver en estos dos ejemplos. El primero que se consideraba justo, perfecto y que no era un pecador, pero terminó perdiéndose. El otro era Zaqueo, quien era ladrón, pero se arrepintió, decidió sacrificar, manifestó la fe y conquistó. El sacrificio es lo que hace la diferencia, es lo que demuestra ante Dios la fe de cada uno, es lo que llama la atención de Dios para la persona.

 

Usted puede ser una persona justa, creyente, correcta, etc. Pero si usted no actúa la fe, de ninguna manera podrá conquistar y su vida no va a cambiar, como fue el caso del joven rico. Sin embargo, aunque usted sea un pecador, pero si usted se arrepiente, manifiesta la fe y busca de Dios, la respuesta será un cambio de vida, como aconteció con Zaqueo. La oportunidad de parte de Dios es dada para todos, pero depende de la decisión de cada uno. Dios le bendiga.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario