obedecer

¿Qué ventajas hay al obedecer a Dios?

Dios nunca prometió que no tendríamos problemas. En ninguna parte de la Biblia dice eso. Lo que Él prometió es darnos la victoria sobre los problemas, y condiciones para vencerlos. Para ello, necesitamos obedecer y estar apoyados en la Palabra de Dios y en sus promesas. Ambas nunca fallan, son espíritu y vida y se cumplen en la vida de aquel que cree.

 

El mal trabaja para que la persona no logre obedecer a Dios y desista, pensando que para ella no hay una solución. Sin embargo, cuando nos mantenemos firmes en la fe y nos refugiamos en Dios, haciendo de Él la fortaleza de nuestra vida, Dios nos da la victoria.

 

Eso pasó con David. Nadie creía en él, su padre lo consideraba débil y sus hermanos le tenían envidia. Pero siempre, David fue fiel y se preocupo en obedecer a Dios. Era valiente y enfrentó a Goliat porque confiaba en Dios y no en sus condiciones. El Salmo 27 refleja su forma de pensar:

 

«Dios es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Dios es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme? […] Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; me ocultará en lo reservado de su morada; sobre una roca me pondrá en alto. Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean […]; cantaré y entonaré alabanzas a Dios.» (versículos 1-6)

 

Al final, Dios le hizo justicia a David y lo convirtió en rey.

Cuando nuestra vida está en las manos de Dios, no hay motivo para temer, pero no basta con venir a la iglesia o con tener una religión. Es necesario obedecer, ser fiel, constante, perseverante y tener amor a Él.

 

Siempre necesitamos oxígeno para respirar, si no, morimos. De igual forma, tanto tú como yo siempre necesitamos a Dios, todos los días, a cada instante, no solo una vez al mes o a la semana. Si privas a tu vida de Dios, morirás espiritualmente y luego eternamente.

 

Entrégate a Dios, deside obedecer Su Palabra. Es algo que depende de ti, nadie puede decidirlo por ti, es algo personal e individual. Si tomas la decisión de asumir un compromiso con Dios, puedes estar seguro de que tendrás una vida victoriosa, exitosa, feliz, llena de bendiciones. Da un paso de fe. Dios no te olvidó, no debes pensar eso.

Que Dios te bendiga abundantemente

 

2 comentarios
  1. Gisse
    Gisse Dice:

    Muy fuerte sr obispo. Me sentí identificada. Cuando hablo de que no importa las condiciones o el tamaño del problema. Si en ese y en todo momento estoy obedeciendo a Dios y me me refugio en El, basta y sobra. Solo tengo que confiar y El me dará la victoria

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario