vivir por la fe

Vivir por la fe

Para conquistar los beneficios de un hijo de Dios, es necesario vivir por la fe. Es decir vivir apoyados en Su Palabra, no importando las circunstancias o dificultades que se estén pasando. La Biblia dice que: “… vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar”. (1 Pedro 5:8).

 

El diablo solo puede destruir a alguien cuando esa persona deja de vivir por la fe y da lugar a  las dudas, a los pensamientos negativos, a los sentimientos del corazón; es entonces, cuando se comienza a mirar para las dificultades. Un ejemplo de lo que es vivir por la fe, fue Abraham. Él era un hombre de fe y a pesar de que nunca miró testimonios de personas que fueron curadas, liberadas, prosperadas, etc. Lo único que él tenía era su fe y su obediencia a Dios.

 

Cuando Abraham abandono su tierra, él lo hizo por fe: Pero el Señor había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición”. (Génesis 12:1,2). Abraham tenía todo, pertenecía a una familia importante y rica, pero movido únicamente por la fe tomó la decisión de obedecer la voz de Dios y salir de su tierra, sin aún ver nada.

 

Si usted asume vivir por la fe, entonces aún antes de recibir el milagro de Dios, usted tiene que glorificarlo, no se va a lamentar más por sus problemas, porque por la fe, usted ya está siendo respondido por Dios. Aunque físicamente, esté viendo adversidades. Pero por la fe, todo ya está solucionado. Por ejemplo antes de que Dios le concediera a Abraham ser padre, él ya lo estaba glorificando. Abraham obedeció,  persiguió su sueño y asumió vivir por la fe. No es en vano, que sea catalogado cómo el padre de la fe.

 

Obispo Paulo Roberto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario