El circulo del odio

El dueño de una empresa le gritó a su administrador, porque en ese momento estaba muy nervioso.

 

El administrador llegó a su casa y le gritó a su esposa, acusándola de gastar demasiado, al verla con un vestido nuevo.

 

La esposa le gritó a la empleada porque había roto un plato.

 

La empleada le dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.

 

El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la calle, porque le molestaba su presencia.

 

Esa señora fue al hospital para que le curaran las heridas y le gritó al médico porque al curarla le hizo daño.

 

El médico llegó a su casa y le gritó a su madre, porque la comida no estaba en su punto.

 

La madre le acarició los cabellos y le dijo: —Hijo, mañana te haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho, estás cansado y necesitas de una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas, para que descanses profundamente y mañana te sentirás mejor. Luego lo bendijo y salió de la habitación, dejándolo descansar.

 

En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ODIO, porque chocó con la PACIENCIA, el PERDÓN y el AMOR.

 

Para quien está en un circulo de odio, la solución es la paciencia, la disposición al perdón y sobre todo el amor, actuando así podrá romper ese circulo.

 

“La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor”. (Proverbios 15:1).

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario